Pago El Espino

22,50

Agotado

Origen Ronda
Variedades 71% Petit Verdot, 20% Syrah, 9% Tempranillo
Calificación
¿Por qué este vino?

Para nosotras, uno de los mejores tintos andaluces en relación calidad-precio. Un vino serio y técnicamente perfecto que es toda una delicia a la vez que un desafío para los sentidos.

¡¡¡Cómo nos gusta Cortijo Los Aguilares…!!!

Nota de cata Cómo nos entra por los ojos:
Color rubí marca de la casa.

Qué olemos:
En nariz es una sinfonía de fruta madura, matices balsámicos, minerales y ligeras notas de especias. El uso de barricas de formatos grandes (300 y 500 litros) para la crianza, permite preservar la expresión frutal del vino, proporcionándole redondez y complejidad.

A qué sabe:
paso por boca suave, fresco y muy largo. La magnífica acidez natural con la que cuenta, le confiere además un estupendo potencial de envejecimiento en botella.

Bodega Cortijo los Aguilares
Cuando se fundó la Bodega Cortijo Los Aguilares, sabíamos que el secreto de un gran producto está en los pequeños detalles. Por ello, desde la plantación y cuidado de la viña, hasta el último elemento embotellado, son llevados a cabo de forma meticulosa. Nuestro objetivo es la excelencia como referentes de los mejores vinos y bodegas de Ronda, Andalucía.

La bodega Cortijo los Aguilares se encuentra a 5 km de Ronda, provincia de Málaga (Andalucía), ciudad histórica y monumental vinculada a la tradición vinatera en Andalucía desde hace siglos. La finca es un encinar de 800 hectáreas en las que criamos cerdo ibérico y cultivamos cereal y olivo, además de la viña. . A más de 900m de altitud y en un entorno incomparable, con las Sierras de las Nieves y Grazalema de fondo, se genera un microclima muy especial.

Leer más Otros vinos de la bodega
Sobre el vino
Viñedo: Viñedos a más de 900 metros de altitud, ubicados en la falda de la Sierra de las Nieves (Málaga). Superficie de 19 hectáreas. Viñedos plantados en 1999 (18 años). El suelo es mayoritariamente arcilloso y de piedra caliza, con origen en el cuaternario. Recibe influencia del mar Mediterráneo (situado a unos 40 kilómetros del viñedo) y del océano Atlántico, con una gran oscilación térmica entre el día y la noche durante el verano.
Vinificación: En el Pago el Espino se busca más la maduración, ya que las variedades que se destinan a este vino se eligen pensando en crianzas medias, por lo que interesa que tenga taninos maduros y gran potencial. El trabajo de barrica se lleva a cabo con diversas tonelerías, aunque todas de roble francés y grano fino. Un porcentaje alto es de segundo y tercer año para respetar la fruta lo máximo posible. Crianza de 15 meses en barricas de roble francés de 300 y 500 litros.
Maridángel Quesos ahumados, aperitivos, carnes rojas, caza y guisos de cuchara.