VIÑA MATALIAN

8,90

Agotado

vinamatalian
Variedades Palomino Fino
Calificación
¿Por qué este vino?

Viña Matalián es un vino muy cuidado y muy buscado, el hijo más deseado de la Bodega. Innovador y descarado nos sorprende con maridajes atrevidos, por eso con él, hay que atreverse a probar y desterrar todas las ideas que tengamos acerca de la Palomino.

Bodega Primitivo Collantes
La historia de la bodega Primitivo Collantes S. A. se remonta al siglo XIX, con la llegada de los hermanos Primitivo y Tomás Collantes a Chiclana de la Frontera, procedentes del Valle de Iguña, en Santander.

A los pocos años adquieren una pieza de bodega en la calle Ancha, nº 51 de esta población, actualmente su sede social. Esta bodega es conocida popularmente como “Bodega el Gallo”. Más tarde, el trabajo duro da lugar a la ampliacióndel negocio, mediante la adquisición de un solar donde actualmente se encuentra la Bodega de Crianza de estos excelentes caldos.

Leer más Otros vinos de la bodega
Sobre el vino

El biznieto de Collantes tiene ganas de innovar y por eso ha decidido capitanear personalmente el proyecto de un blanco. Para primitivo, que habla con pasión de su proyecto, “el vino comienza en la tierra”. Por eso su primera medida para obtener un vino “afrutado, que diga cosas” fue seleccionar el terruño. Así escogió, dentro de la Viña Matalian de la firma, que ocupa 25 hectáreas de terreno, las parcelas donde la tierra tuviera un mayor porcentaje de carbonato cálcico. La idea obtener un fruto con más intensidad en el sabor. Tanto Collantes como el enólogo de la firma, Ramiro Ibáñez Espinar se empeñaron entonces en cuidar la viña y tomaron una segunda decisión para incidir en la calidad del vino, apurar al máximo la recolección de la fruta con el objetivo de obtener el punto de maduración óptimo.

Nota de cata Cómo nos entra por los ojos:
¿Es un vino o una esmeralda?

Qué olemos:
El mar y el frutal, olemos algas y frutas como el melón, la pera, los cítricos y la manzana.

A qué sabe:
Sabor salino y mineral, recuerda a la tierra de la que viene.
Maridángel No nos queda otro remedio que tomarlo con un buen marisco gaditano o acompañado de una pieza de queso payoyo al Romero. Mezcla también, por contraste, con sushi o pulpo, incluso con arroces de caza.