SANCHA PÉREZ MERLOT-PETIT VERDOT

14,00

Hay existencias

Share
sanchaperezmerlot
Variedades Merlot, Petit Verdot
Calificación
¿Por qué este vino?

Gran descubrimiento que viene desde unos viñedos que crecen con la salinidad del Atlántico. Vino muy bien ensamblado que sorprende en un primer momento y que deslumbra conforme pasa el tiempo en la copa.

Bodega Sancha Pérez
Sancha Pérez es una explotación familiar que apuesta por la transformación agroalimentaria de dos cultivos milenarios: el olivo y la vid, que jugaron un importante papel en la economía de nuestros pueblos en los siglos del XVII al XIX.

Este complejo turístico compatibiliza la actividad agroalimentaria con el ocio y disfrute de los visitantes, siendo un centro de interés en el que se puede conocer los secretos de la producción artesanal y ecológica del vino y del aceite. El proyecto Sancha Pérez se concibió y desarrolló para ser algo más que una bodega y almazara. Todo el proceso de producción desde el campo (olivar y viñedo) hasta la botella está controlado por Ecovalia, el organismo certificador más reconocido en Andalucía y a nivel Internacional.

Leer más Otros vinos de la bodega
Sobre el vino

Su origen es una Campiña situada entre Conil y Vejer, se realiza una vendimia de agricultura ecológica certificada. La vendimia se realiza a mano y por la noche en cajas de 20 Kg para que no se dañen durante el transporte, al llegar a la bodega se inspecciona su estado para su posterior introducción en la cámara frigorífica. El objetivo es mantener la uva a bajas temperaturas, a 5ºC, para estabilizarla, favoreciendo posteriormente la maceración prefermentativa y lograr mayor extracción de aromas frutales y color. Después de su reposo en frío se realiza la selección manual donde se separan de los racimos la uva no deseada, para luego seguir el proceso de vinificación en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada y terminando el ciclo de envejecimiento en
barricas de roble francés.

Nota de cata Cómo nos entra por los ojos:
Capa media alta, picota oscura, brillante con ribetes granates.
Qué olemos:
Fruta roja ácida, cereza en licor, cacao, moras, violetas, especiado, balsámico con toques anisados.
A qué sabe:
Entrada aterciopelada, equilibrado, fresco, persistente con toque ligeramente tánico.
Maridángel Combina a la perfección con comidas orientales, con moussaka y sobre todo con un atardecer en la Playa del Palmar.