PAYOYA NEGRA

22,00

Hay existencias

Share
payoyanegra
Variedades Blasco, Melonera, Tintilla de Rota
Calificación
¿Por qué este vino?

Este vino no es un vino fácil, para apreciarlo hay que comprenderlo y beberlo sin prisa. Lo traemos a esta carta tentados por su complejidad. Al final se nos muestra como un conjunto perfectamente ensamblado y sensiblemente interesante.

Bodega La Melonera
Fue una tarde de abril del año 2003 cuando el bodeguero Javier Suqué, heredero de una de las tradiciones vitivinícolas más importantes de España, compartió con su primo Jorge Viladomiu Peitx la ilusión de hacer algo diferente, algo que dejara huella, y que al mismo tiempo rindiera homenaje a toda una vida dedicada al cultivo de la vid.

Después de mucho investigar entre los interminables volúmenes de la biblioteca privada del Castillo de Perelada, propiedad de la familia Suqué Mateu desde el año 1923, la respuesta apareció entre las páginas de un libro escrito en 1807 por Simón de Rojas Clemente, en el que se detallaban las incomparables características de la Serranía de Ronda y su antiquísima tradición vitivinícola, interrumpida a fines del XIX por la plaga de la filoxera.

Con paciencia y con mimo fueron rastreadas y recuperadas las cepas autóctonas para devolverlas a esa tierra bañada por el sol mediterráneo, por los vientos del Atlántico y por una tradición de vides que data del tiempo de los fenicios. Poco a poco los esfuerzos fueron dando sus frutos, y hoy, con sus vinos La encina del inglés y Payoya negra, aquel viejo sueño es una realidad muy concreta.

Leer más Otros vinos de la bodega
Sobre el vino

Se trata de un coupage de variedades tradicionales y autóctonas andaluzas recuperadas. Se elabora a partir de uvas seleccionadas y recolectadas a mano en cajas de siete kilos. Los viñedos de La Melonera, rodeados de una centenaria dehesa, crecen altitudes de entre 600 y 900 metros, beneficiándose de unas temperaturas más bajas que ralentizan la maduración y potencian los aromas
de la uva y el vino. Envejece durante  doce meses en barricas de 225 litros de roble francés Allier.

Nota de cata Cómo nos entra por los ojos:
Rubí intenso.
Qué olemos:
A medida que pasa el tiempo podemos oler diferentes aromas: especias dulces, notas balsámicas, olores tostados.
A qué sabe:
Redondo, fresco, equilibrado y envolvente.
Maridángel Un vino para disfrutarlo respirando aire puro de la sierra de forma que no se perjudiquen sus aromas tan particulares ni su sabor. Marida perfectamente con el tiempo, ya que evoluciona al respirar.