FINO EN RAMA 2008 de Alvear

6,90

Agotado

finoenrama
Origen Montilla
Variedades Pedro Ximénez
Calificación
¿Por qué este vino?

Extraordinario vino de Montilla-Moriles. Es una pequeña joya que, además, posee una magnífica relación calidad/precio. Combina su magnífica complegidad con una ligereza que lo hace perfecto para tomar en el aperitivo como acompañando una gran cantidad de platos.

Bodega Alvear

Alvear es una de las bodegas de mayor prestigio y reconocimiento internacional de Andalucía. La bodega cuenta con extensos viñedos situados en los más famosos pagos de la Sierra de Montilla y Moriles (Córdoba). Aquí su cepa protagonista es la Pedro Ximénez, oriunda del Rhin, uva que se convierte en la base única de sus vinos dulces, finos, olorosos y amontillados.

A lo largo de su historia, la bodega Alvear ha conservado su carácter familiar manteniendo sus raíces. Los Alvear de hoy son muy numerosos, más de 50 son ahora los propietarios, siendo también de la familia alguno de los responsables de la empresa.

Alvear distribuye sus marcas en todo el territorio nacional, siendo su principal mercado el área mediterránea desde Cataluña hasta Algeciras. La bodega vende fuera de nuestras fronteras el 40% de su producción a más de 25 países diferentes entre los que se encuentran Gran Bretaña, Holanda, Japón, Canadá y Australia.

Leer más Otros vinos de la bodega
Sobre el vino

Vino elaborado mediante crianza biológica (bajo velo de flor) durante más de seis años en botas de roble americano, mediante el tradicional sistema de criaderas y soleras con sacas y rocíos periódicos. Cabe destacar como peculiaridad que, al elaborarse a partir de mostos procedentes de uva Pedro Ximénez muy ricos en azucares, no es necesaria su alcoholización en ninguna de las fases de su elaboración y crianza.Elaborado mediante la crianza biológica (bajo velo de flor) de un vino procedente de una sola cosecha durante más de treinta meses en botas de roble americano. Cabe destacar como peculiaridad que, al elaborarse a partir de mostos procedentes de uva Pedro Ximénez muy ricos en azúcares, no ha sido necesaria su alcoholización en ninguna de las fases de su elaboración y crianza. Este vino no ha sido sometido a tratamientos de estabilización por frío, ni a su habitual posterior filtración por tierras de diatomeas, manteniendo sus características originales.

Nota de cata Cómo nos entra por los ojos:
Pajizo, dorado y brillante.

Qué olemos:
Su aroma es limpio y profundo. Recuerdos de levadura de flor.

A qué sabe:
Lleno, amplio y ligeramente salino con recuerdos de frutos secos. Gran persistencia y tipicidad.
Maridángel Tradicionalmente se toma como aperitivo, con tapas y entremeses (mariscos, pescado frito, quesos, jamón,...). Aporta un aroma sutil a sopas y consomés. Perfecto con comida japonesa.